lunes, 29 de septiembre de 2008

Tarta de crema y frutas (Th + horno)

Resulta que tenía en el congelador una masa de hojaldre, triste y ojerosa, y un bote de melocotón con la fecha de caducidad muy cortita, y justo avisó mi hermano que vendrían a comer, y como le gusta tanto que le haga "monaditas thermomixeras" me acordé de esta tarta que es muy sencilla y muy vistosa, aunque a ésta le falta un poquito de color; combinando con kiwi y/o fresas queda más espectacular.



Aquí os añado otra que he hecho después con más colores para que veais otra presentación, esta vez rectangular:






Ingredientes:


-1 masa de hojaldre (la mía congelada)

-1 clara de huevo

-1 bote de melocotón en almíbar (el mío era de 1 kg. pero si se ponen otras frutas, habrá con uno pequeño)

-1 plátano

-1 kiwi (yo no tenía)

-1 hoja de gelatina

-80 grs. del almíbar del melocotón


Para la crema pastelera:


-3 huevos

-500 gr. de leche

-50 grs. de maizena

-100 grs. de azúcar

-1 cucharada de vainilla o azúcar vainillado

-20 grs. de ron (opcional)



Preparación:


Descongelamos la masa de hojaldre (tardará sobre 30 minutos) y lo estiramos un poco con un rodillo. Precalentamos el horno a 180º . Engrasamos con mantequilla el molde que vayamos a utilizar (mejor redondo) y forramos con el hojaldre la base del molde y subimos un poquito por las paredes (unos 3 ó 4 cms.) Pinchamos el hojaldre y echamos por encima unos garbanzos secos para que hagan peso y nos ayuden a que no suba el hojaldre. Horneamos hasta que esté dorado (unos 15-20 minutos según hornos). Dejamos enfriar un poco, pintamos con una clara batida y volvemos a hornear, así sellaremos el hojaldre para que no se humedezca con la crema.


Mientras preparamos la crema pastelera en Thermomix, poniendo en el vaso todos los ingredientes (yo añadí la yema que me sobró de pintar el hojaldre) y programando 7 minutos, 90º. vel. 4. La dejaremos atemperar un poco en un recipiente tapado con film, para que no haga "costra".


Pasamos ya a montar la tarta.

Sacamos el hojaldre del molde donde lo hemos horneado y lo disponemos en la bandeja o plato donde presentaremos. Rellenamos el hojaldre con la crema pastelera prácticamente hasta el borde.

Cortamos la fruta (el melocotón en gajos) en rodajas y la vamos disponiendo sobre la crema alternando los colores.


Tomamos un vasito (80 grs. aprox) del almíbar del melocotón y sumergimos en él una hoja de gelatina para que se hidrate. Una vez que la gelatina ha cogido cuerpo, ponemos el almíbar y la gelatina en el vaso de Thermomix y programamos 3 minutos, temp. 60º, vel 2 y 1/2.

Con este líquido cubrimos bien toda la tarta y dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas. La gelatina le aportará un brillo espectacular.


Notas:


Podemos hacer esta tarta con fruta fresca, kiwi, fresas, plátanos, pera. En ese caso en lugar de pintar con la gelatina del almíbar, podemos hacerlo con unas cucharadas de mermelada de melocotón o albaricoque disueltas con un poco de agua y bien trituradas con Thermomix. No quedará como la gelatina, pero también hará brillar la tarta.



1 comentario:

  1. Rocío, cocinera con L1 de octubre de 2008, 15:09

    Bueno, esto se complica... La verdad es que queda un mes para el cumple de mi Carletes y no paro de darle vuelvas a la tarta que quiero hacerle. Quiero hacer tantas cosas y todas tan especiales en su segundo cumple...
    En fin, que me da que tendré que pedirte ayuda para la que quiero montar. Y, sin duda, ésta tarta es una de las candidatas para ese día. Enhorabuena por tu receta, Teresilla!! (lo mismo para el 6 de Noviembre ya manejo mi súper-máquina nueva, jajajaja)
    Besitos.

    ResponderEliminar

Dejame tu opinión aquí, gracias

Este blog es la materialización de mi deseo de recopilar mis recetas para acceder más fácilmente a ellas, y si además le sirven a alguien de ayuda, me doy por satisfecha. Si pruebas alguno de mis platos o quieres hacer alguna observación, no lo dudes, inserta un comentario, me encanta conversar y recoger vuestras opiniones.

El título ha sido fácil de elegir, para mí, la cocina es un arte, además de mi gran pasión, y aunque no me tengo por artista, al menos intento ser aprendiz. Mi gran aliado es mi Thermomix, esa maravilla de la ingeniería que me facilita tanto el día a día; y mi inspiración es la más Alta, como dijo Santa Teresa, es que Dios también anda entre los pucheros.